www.buenasideas.org

Imprimir
Categoría: ESPIRITUALIDAD

Alegría por el tiempo de Pascua y por el nuevo Papa


Desde aquel domingo en que resucitó Jesús, todo ha cambiado. Sus primeras palabras fueron ¡No tengáis miedo!, ¡Alegraos! .También fueron de las primeras palabras de Juan Pablo II. Muchos creyeron que la cruz, podría acabar con la fuerza de aquel hombre que se decía Dios.

Hoy también muchos creen que la obra de Jesús –su Iglesia- puede ser eliminada por medio de críticas, mentiras, manipulaciones, etc.…se les olvida que es obra de Dios y que resucitó al tercer día, venciendo incluso a la muerte. Ya han pasado casi 2000 años desde que Jesucristo, murió crucificado en Jerusalén, y todo lo que predijo se va cumpliendo detalle por detalle. Cientos de testigos le vieron resucitado, no hay ni uno que haya visto en estos 2000 años, su cadáver sin vida. La última palabra la tiene Jesús, que ha vencido a la muerte y al mal con su muerte y resurrección. Ya no vencerá jamás el mal, ni el pecado, aunque a veces parezca que el mal tiene algún poder, solo Dios, que es el Bien y la Verdad, vence y reina. Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, dice el Señor.

En estos días, la Iglesia fundada por Jesucristo sobre Pedro, el pescador y pecador arrepentido, celebra 50 días de ALEGRÍA desde el Domingo de Resurrección hasta el día de Pentecostés, en que vino el Espíritu Santo sobre la Virgen y los Apóstoles, es el tiempo pascual.

El martes 19 de abril a las 17:50 de la tarde, otra gran alegría ¡fumata blanca! ¡HABEMUS PAPAM!.

Sus primeras palabras fueron: “ Queridos hermanos y hermanas, tras el gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, UN SIMPLE Y HUMILDE TRABAJADOR EN LA VIÑA DEL SEÑOR” y continuó “ Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo, confío en vuestras oraciones” y antes de impartir la bendición dijo: “ En la alegría del Señor resucitado, confiando en su ayuda permanente, VAMOS ADELANTE; el Señor nos ayudará y María, su Madre Santísima, estará de nuestra parte”. Ha elegido como nombre el de BENEDICTO XVI.

Tres pistas, nos ha dado el Santo Padre Benedicto XVI, para seguir a Cristo:

Lo primero que nos ha dicho Benedicto XVI es que CONFÍA EN NUESTRAS ORACIONES. Vamos a no defraudarlo. Reza cada día por su persona, por su trabajo al servicio de la humanidad, por sus intenciones, y empieza a quererlo mucho, porque él seguro que nos lleva en su corazón de Santo Padre. Si Juan Pablo II gritó: “No tengáis miedo…”, Benedicto XVI ha gritado: “Vamos adelante, el Señor nos ayudará, y María estará siempre de nuestra parte”.

Todos con Pedro, a Jesús por María.

Vistas: 11425