www.buenasideas.org

Imprimir
Categoría: FAMILIA

Matrimonios de éxito en tiempos de crisis. Confidencias de famosos


 

Artículo de Gerardo castillo, profesor de la Universidad de Navarra y autor del libro "Confidencias de casados, famosos y felices" (Amat editorial) en el magazine de El Mundo, domingo 24 de septiembre de 2006



La convivencia no es precisamente fácil, y el amor no es para siempre, como demuestran los 141.424 divorcios y separaciones que se produjeron el año pasado. Sin embargo, existen miles de matrimonios que han sabido convertir su relación en un éxito duradero. Así lo explica en este reportaje el profesor Gerardo Castillo Ceballos, que ha recogido en un libro la vivencia conyugal de 29 personajes conocidos, entre empresarios, toreros, filósofos, médicos, cantantes, políticos, periodistas…MAGAZINE adelanta una selección de ellos y sus confidencias más íntimas para mantener viva la relación.

Desde que se aprobó la Ley del Divorcio de 1981 se han producido en España casi dos millones de separaciones y divorcios, según datos del Consejo General del Poder Judicial. Aunque España se sitúa entre los países de la Unión Europea con menos tasa de rupturas, las demandas de separación y divorcio han aumentado progresivamente. En 1981 se casaron 202.037 parejas y se divorciaron o separaron 16.334. En 2005 la cifra de matrimonios fue sólo un poco más elevada (209.127), pero los divorcios y separaciones sumaron 141.424. El año pasado, y como consecuencia de la reforma de la ley, aumentaron los divorcios y disminuyeron las separaciones. En ese mismo año hubo 38.000 divorcios más que en 2004 y unas 25.000 separaciones menos.

Indudablemente hay que conocer las cifras e intentar aprender a partir de ellas, procurando descubrir las causas más importantes y frecuentes del problema.

Pero muchas veces falta esa reflexión y se llega a conclusiones que, por precipitadas, son erróneas y pesimistas. La renuncia a ese análisis riguroso se debe, a veces, a la ignorancia sobre la naturaleza del matrimonio o a prejuicios de tipo ideológico sobre esa institución de origen natural. Es decir, los datos sobre separaciones y rupturas se leen algunas veces, por parte de algunas personas, con gafas del color de su ideología particular. De ese modo, es fácil caer en el subjetivismo y relativismo: «Nada es verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira».

Se tiende a pensar que ese fracaso nunca tuvo que ver con el egoísmo, la infidelidad, la desconsideración, el amor posesivo, la incomprensión, el no escuchar al otro, la intolerancia, la falta de aprecio, la falta de entrega, la celotipia, la profesionalitis (estar casado con el trabajo), el acostumbramiento a la relación y la falta de diálogo por comodidad, etcétera. Se busca la felicidad conyugal no en la reforma interior de cada uno –ser más generoso, ser fiel…–, sino en cambiar de pareja una y otra vez hasta dar con un mirlo blanco que me haga feliz a pesar de ser yo un perfecto egoísta. Muchas separaciones y divorcios (no todos) se habrían evitado y se seguirían evitando si cada uno hubiera descubierto a tiempo sus defectos como persona y como cónyuge y hubiera rectificado. La culpa no es del matrimonio, sino de no haber dado la talla dentro de él. La vida conyugal no sale sola, hay que construirla entre los dos día a día. Esto incluye sacrificio y una capacidad que hoy se está perdiendo: la de aguantar y la de querer al otro como es, sin pretender cambiarle.

Existen miles de matrimonios felices que permanecen en el anonimato. Ya es hora de convertirlos en buena noticia, no porque ellos lo pretendan o necesiten, sino porque lo necesita la sociedad a la que pertenecen y, en especial, las nuevas generaciones. Esto fue lo que me movió a entrevistar a 29 personas casadas, muy conocidas y prestigiadas, con un matrimonio largo y estable. Son las vivencias de personajes de primera fila en campos muy variados –empresarios, toreros, filósofos, médicos, cantantes, políticos, periodistas…– de los que Magazine ha hecho una selección.

Me propuse recoger sus testimonios con la esperanza de descubrir algunas de las claves de una vida conyugal exitosa y feliz. Pretendía conocer qué es lo que de hecho (no en teoría) suele dar resultado. Ésa ha sido mi modesta contribución a la hermosa tarea y el estimulante reto que nos propone a todos el filósofo José Antonio Marina: «Recuperar la narrativa del éxito amoroso».

La finalidad principal de este libro es ayudar, con la información obtenida, a muchas personas que tienen el proyecto de casarse o de mejorar su vida conyugal. Se pretende darles a conocer cuál es el factor común de algunos de los matrimonios que van bien y cuáles son las claves que les han permitido seguir creciendo con el paso de los años. Un segundo objetivo es infundir optimismo a muchas personas, hacerles ver que existen muchos matrimonios felices, que no hay que tener miedo a casarse si las cosas se hacen bien, porque no es, como muchas veces se ha dicho, una lotería.

El éxito o el fracaso no se puede atribuir sólo y siempre a la buena o mala suerte, de algún modo cada matrimonio y cada cónyuge se va encontrando con el fruto de lo que sembró día a día, con un resultado acorde con la mayor o menor calidad de su amor, con su grado de entrega. Como dijo Winston Churchill, «la suerte no es otra cosa que el cuidado de los pequeños detalles».

Los testimonios de los personajes se convierten en verdaderos consejos. Así, el mayor enemigo de la vida conyugal, según el periodista radiofónico Carlos Herrera (15 años de matrimonio), es «eso de pensar que el día siguiente será siempre igual que el anterior y que no hay nada que hacer». O, como afirma el político gallego Francisco Vázquez (32 años de matrimonio), «tener únicamente metas materiales y volcarse excesivamente en el trabajo y ser intolerante: la tolerancia es determinante en el matrimonio».

A la pregunta «¿os casasteis para siempre o con alguna cautela?», los 29 entrevistados contestaron que lo hicieron «para siempre». «Esa determinación ha sido decisiva en el mantenimiento del vínculo. He luchado contra viento y marea, con todas mis fuerzas y recursos, apelando a todos los resortes que imaginaba y conocía por salvar lo que era crucial para mí. Esto no es una opción, es una vocación», afirma la periodista Cristina López Schlichting, 16 años de vida conyugal. Y un último consejo, por parte del doctor Kubrat de Bulgaria, 13 años de feliz y estable matrimonio: «Procurar volver siempre lo antes posible a casa, para estar con ellos. Si quieres, encuentras tiempo».

Secretos para triunfar

· Vicente del Bosque, ex entrenador del Real Madrid

"Casarse y crear una familia es muy bonito, pero conlleva una nueva responsabilidad" Salamanca, 1950. Entrenador de fútbol. Se casó en 1986 con Trinidad López (Toledo, 1955). Tres hijos.

- Llevan 19 años casados. ¿Su secreto? Ceder. Difícilmente puede funcionar un matrimonio si los dos no ceden. La convivencia no es fácil, por eso cada uno tiene que poner de su parte.

- ¿Qué le enamoró de su mujer? Primero su físico; luego su personalidad.

- ¿Cómo ha mantenido vivo el amor? Cultivando el afecto y, sobre todo, a través de los hijos, que unen mucho. Esa labor de ayudarles a crecer, a formarse, une más cada día al matrimonio.

- ¿Cuál es su actitud ante los defectos de su cónyuge? Yo creo que cuando hay cosas que no gustan del otro lo mejor es decirlo, pero sabiéndolo decir.

- Su hijo pequeño tiene síndrome de Down. ¿Cómo cambió este hecho sus vidas? Nos ha servido para relativizar las cosas. Al principio fue una gran tristeza, pero luego nos hemos arrepentido de esos días que pasamos tan mal, porque Álvaro es un tío estupendo y feliz y nos hace muy felices a todos.

· Miguel Delibes, escritor

"El cariño, quizá no la pasión, ayuda a mantener vivo el amor". Valladolid, 1920. Escritor. En 1946 se casó con Ángeles de Castro, quien falleció en 1972. Siete hijos.

-¿Cómo compatibilizó su profesión con la atención a su cónyuge e hijos? Teniendo presente que no estaba solo.

- ¿Le acompañaba su mujer en los viajes profesionales? ¿Qué aportaba esto a la relación? Sí, si no era demasiado caro y el problema de los niños estaba bien resuelto. Aportaba compartir recuerdos y renovar la vida.

- ¿A qué atribuye la estabilidad de su matrimonio? A no tratar de imponer mi opinión. El respeto es una virtud esencial para convivir. También a la conciencia de ser deudor y de servicio. Es un ámbito difícil; no creo que digamos la verdad total.

- ¿Se casó para siempre o con alguna cautela? Me casé para siempre.

- ¿Cómo mantuvo la llama del amor? Renovándome.

-¿Su actitud ante los defectos de su pareja? Procuré ser tolerante.

- ¿Un enemigo del matrimonio? La reiteración. He procurado no repetirme.

· Juan Antonio Ruiz Román, "Espartaco" , torero

"Cada vez que dedicaba un día a mi familia era un tiempo de más intensidad y plenitud que un mes toreando lejos de casa". Sevilla, 1962. Torero. Casado desde 1991 con Patricia Rato. Tres hijos.

- ¿Cuál es la clave de su matrimonio? La admiración mutua. Admiración no por lo que el otro hace, sino por lo que es.

- ¿Cómo ha mantenido vivo el amor? Hablando de todo y con los pequeños detalles del uno hacia el otro. Estando allí cuando el otro lo necesita y demostrándole que tú también le necesitas.

- Ante los defectos de su mujer actúa... Adaptándome y sin reproches.

· Patricia Rato

"La llama se mantiene con una conquista permanente del otro, porque el amor es un trabajo, gustoso, pero trabajo". Madrid, 1970. Trabaja en la gestión de las empresas de su marido, Espartaco.

- ¿La clave de su vida conyugal? Dios y mi gran admiración hacia Juan.

- ¿Ha sentido la rutina? Hemos tenido la ventaja de que Juan sigue sorprendiéndome cada día. Por otra parte, el mundo del toro no permite una vida rutinaria. Con Juan he aprendido que hoy estamos aquí y mañana Dios dirá.

- ¿Cómo se mantiene el amor? Recordando que somos el uno para el otro. Reviviendo lo que somos y lo que nos une.

· Carla Royo- Villanova, Directora de comunicación de Pedro del Hierro

"Durante el matrimonio se pasan momentos duros en los que se ha de demostrar ese enamoramiento inicial". Valladolid, 1969.. Se casó con Kubrat de Bulgaria hace 13 años. Tres hijos.

- ¿A qué atribuye la estabilidad de su unión? A la tolerancia, el sacrificio y el saber disfrutar de las cosas buenas del otro. El sentido del humor es básico.

- ¿La boda cambió su forma de amar? No; cambió la forma de compartir.

- ¿Cómo lleva los defectos de su marido? Pues hay de todo, según te pille el día. Pero al final prima la tolerancia y la vista gorda. Todos tenemos defectos.

* Kubrat de Bulgaria

"Nuestro matrimonio supuso la confirmación y el compromiso ante Dios de una voluntad firme" Madrid, 1965. Cirujano. Hijo del rey Simeón de Bulgaria. El secreto de su unión. La confianza y el respeto mutuo y saber encontrar tiempo para el otro.

- ¿Cómo evita o supera la rutina? Descubriendo cada día nuevas facetas de mi mujer.

- ¿Cómo actúa ante los defectos de su mujer? En la medida de mis posibilidades, con resignación.

- ¿El principal enemigo de la vida conyugal que más ha procurado evitar? La pérdida de confianza en tu cónyuge.

·Lorenzo Servitje . Fundador de la empresa Bimbo

"El amor se mantiene vivo cuando los casados siguen siendo novios, cuando mantienen la ilusión del primer día" México, 1918Se casó con Carmen Montull en 1944. Ocho hijos.

- ¿Cómo armonizó trabajo y vida familiar? Enviudé hace cuatro años y para mí sigue siendo una pena y una tristeza haber descuidado algo a mi esposa por razones de la empresa.

- Ante los defectos de su mujer actuaba... No tenía defectos. El defectuoso fui yo.

- Un enemigo. Distraerse con cosas que no tengan que ver con el matrimonio.

· Rosa Oriol Empresaria y diseñadora de joyas

"En los matrimonios de ahora hay poca capacidad de aguante, algo que mi marido y yo siempre hemos tenido y seguimos teniendo" Manresa (Barcelona), 1946. Empresaria y diseñadora de joyas. Se casó con Salvador Tous hace 40 años. Cuatro hijas.

- ¿Disfrutar juntos es esencial? Ayuda a mantener vivo el amor. Todos tenemos necesidad de afecto y en el matrimonio esperas recibirlo del otro cada día.

- ¿Casarse es más que enamorarse? Sí. Yo pasé una crisis que me ayudó a ser aún más consciente de que estaba casada porque quise. Tras contemplar y descartar la posibilidad de una separación me sentí mucho más cómoda.

· Salvador Tous

"Enamorarse es como una gripe que dura lo que dura; casarse es iniciar una historia de amor para toda la vida" Manresa (Barcelona), 1941. Empresario.

- ¿El secreto de su matrimonio? Ninguno. En primer lugar es amor, luego respeto y después consideración.

¿Cómo se evita la rutina? No lo sé. Todos acabamos envueltos en una especie de rutina. Evitarla es complicado, aunque se puede luchar contra ella.

- Ante los defectos de su mujer actúa... Tiene bastantes menos que yo. Con lo cual, calladito estoy mucho mejor. Si veo alguna cosa que me gusta poco cierro los ojos o miro hacia otro lado.

· Francisco Vázquez embajador ante la Santa Sede

"El recuerdo de nuestra boda es aún más bonito e imborrable por haber sido la primera que se celebró en gallego" La Coruña, 1946. Alcalde de esa ciudad durante 23 años .Se casó en 1973 con Mª del Carmen de la Iglesia (La Coruña, 1950). Dos hijos.

- ¿La clave de su vida conyugal? El amor; renovarlo todos los días. Y con más años, más oportunidades y más bonito.

- ¿Un enemigo? Confundir los cariños. A veces, un padre o una madre se centra en un hijo y se olvida de su cónyuge.

Vistas: 15404