www.buenasideas.org

Imprimir
Categoría: FE

En víspera de la Nochebuena se puede volver a desear Feliz Navidad


José Luis Mota



Me lo ha contado mi amigo Marco: Mira lo que me pasó el domingo, a media tarde, cuando le di las buenas tardes a una señora de la limpieza municipal que estaba barriendo la calle. “Un momento, por favor, me dijo. Sus buenas tardes vienen muy bien cuando me ha tocado este turno, a unas horas en las que me gustaría estar con mi familia poniendo el belén y preparando la Navidad. Déjeme que le explique el bien que me hizo el otro día, cuando estaba en el momento más intenso en mi tarea y una persona me preguntó: ¿A usted le han dado las gracias, alguna vez, por ese trabajo? Le tuve que contestar que no. Pero para mi fue suficiente descubrir que mi trabajo, además de modesto, es importante porque los demás lo pueden agradecer.”

A partir de eso, he decidido –continuaba Marco-, sin suprimir el “feliz navidad” cuando se acerca la fiesta, dar la enhorabuena, en aquellos sitios, donde hayan puesto el Nacimiento: en las salas de espera de las consultas y oficinas, en los comercios, que lo han montado en el escaparate o dentro de la tienda… También lo voy a hacer cuando vaya a casa de los amigos: si hay niños, no voy a dejar de preguntarles donde lo han puesto, porque así continúa la tradición y la familia puede aprender a rezar junta, delante de esa representación, primera de nuestra fe: que el hijo de Dios se ha hecho hombre.

Vistas: 8917